El aeropuerto de Andorra-La Seu d’Urgell, primer aeropuerto de España con una maniobra de vuelo instrumental basada exclusivamente en GPS

Desde el día 23 de abril, el aeropuerto de Andorra-La Seu d’Urgell es el primer aeropuerto de España con una maniobra publicada en el AIP (Aeronautical Information Publications) de vuelo instrumental basada exclusivamente en GPS. Este sistema de vuelo instrumental, que facilita el aterrizaje en condiciones meteorológicas desfavorables, se ha trabajado en colaboración con el profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, Luís Perez, junto con Enaire y con el Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). De este modo, la infraestructura pasa de ser un aeropuerto de aproximación visual a ser un aeropuerto de aproximación instrumental. Este proceso lo pusieron en marcha la Generalitat de Catalunya junto con el Govern d’Andorra en el año 2017.

La Comisión Interministerial de Defensa y Fomento (CIDEFO) aprobó en diciembre dos partes del proceso que hoy ven la luz. Por un lado, la reestructuración del espacio Aéreo por parte de Enaire para facilitar el acceso al aeropuerto y el diseño de llegadas hasta el momento en que comienza el procedimiento de aproximación a la pista. Por otro, los procedimientos de aproximación y despegue instrumentales basados ​​en GNSS (Global Navigation Satellite System).

A continuación, se ha tenido que tramitar la documentación necesaria para la formación del personal de torre AFIS así como del personal de Enaire involucrado. También se ha tenido que tramitar, por parte del gestor del aeropuerto, la documentación referente al cambio de verificado de infraestructura para incluir las maniobras en el manual de operaciones.

La inversión de la Generalitat de Catalunya para conseguir este nuevo procedimiento ha sido de 300.000€, que incluye las actuaciones de modificación de las radioayudas del aeropuerto (PAPIS), los vuelos de pruebas y calibración, los estudios de viabilidad (como los de la Universidad Politécnica de Madrid), la redacción de los nuevos manuales del aeropuerto y demás documentación técnica requerida y, por último, la formación del personal involucrado en la operación de esta nueva maniobra.

El hecho de poder aproximarse al aeropuerto con un sistema de ayudas instrumentales hará posible que más aeronaves, tanto aerotaxis como chárteres, tengan unas mejores condiciones operativas y, por tanto, puedan aumentar las operaciones comerciales. Esta maniobra podrá ser utilizada por las aeronaves una vez se puedan realizar determinadas actuaciones presenciales que el estado de alarma por el COV-19 ha dejado pendientes. En concreto, unas formaciones presenciales por parte de los controladores aéreos y últimas verificaciones por parte de AESA. Como servicio esencial, actualmente el aeropuerto sigue estando disponible y acogiendo vuelos de emergencia, vuelos medicalizados y trabajos aéreos, entre otras operaciones.

 

Destacamos