Se han acabado las pruebas de validación del sistema instrumental en septiembre

Aena Internacional junto con la UPM han hecho en el Aeropuerto de Andorra-La Seu d’Urgell los vuelos de validación de la maniobra instrumental modificada. El año pasado, se calibraron los PAPI s (ayuda visual que proporciona pendiente de aproximación instalada en el lateral de la pista) y la primera semana de septiembre se volvieron a realizar vuelos de calibración del PAPI para adecuarse lo a los valores analizados en el estudio teórico. Los resultados obtenidos fueron satisfactorios, lo que posibilita que se haya hecho el vuelo de validación el día 16 de septiembre.

La maniobra está basada en el sistema global de navegación por satélite (Global Navigation Satellite System, GNSS). El GNSS es una constelación de satélites que transmite señales utilizadas para el posicionamiento y localización en cualquier parte del globo terrestre, ya sea en tierra, mar o aire. Estos permiten determinar las coordenadas geográficas y la altitud de un punto dado como resultado de la recepción de señales provenientes de constelaciones de satélites artificiales de la Tierra. Esto permite tener la aeronave controlada en todo momento y emitir señales aunque la visibilidad sea baja.

Con todo ello, el aeropuerto quiere facilitar el acceso a compañías aéreas en el aeropuerto en situaciones de mala visibilidad, para poder atraer aviación comercial (de transporte de pasajeros y mercancías). Esto significa que, si hasta ahora no podían aterrizar los aviones con visibilidad baja, ahora sí podrán aterrizar si tienen los sistemas de GPS en el avión. Actualmente, a 12000 pies si las aeronaves no tienen suficiente visibilidad deben cancelar operación, con la nueva maniobra instrumental las aeronaves estarán guiadas hasta los 7000 pies.

Destacamos